Washington, 30 de noviembre de 2010 – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena el asesinato de Óscar Maussa, líder campesino de Colombia y beneficiario de medidas cautelares otorgadas por la CIDH el 1 de septiembre de 2006.

La información disponible indica que Óscar Maussa y otros miembros de la Cooperativa de Trabajadores Agropecuarios de Blanquicet (Cootragroblan) reclamaban sus derechos sobre tierras de las cuales habían sido desplazados forzadamente por grupos paramilitares entre 1996 y 1998. Asimismo, se señala que en 2005, la Fiscalía de Chigorodó ordenó la restitución de la finca “La Esperanza” a sus propietarios de Cootragroblan, pero que las familias no regresaron debido a las amenazas de los paramilitares. En 2006, la CIDH otorgó medidas cautelares para proteger la vida y la integridad de cuatro familias de Cootragroblan, incluida la familia Maussa, tras haber recibido amenazas de los paramilitares que habían tomado posesión de sus tierras por haber activado el proceso judicial para lograr la restitución de la propiedad. La información recibida por la CIDH indica que en 2007, Óscar Maussa recibió nuevas amenazas de muerte, razón por la cual se había desplazado nuevamente. Según información de público conocimiento, el 24 de noviembre de 2010, el cuerpo de Óscar Maussa fue encontrado con las manos atadas y señales de violencia. (más…)